El final del túnel

Como reza la vieja máxima «todo tiene un final (menos el salchichón que tiene dos)» esta historia del corto no podía ser menos. Estamos llegando al final de la versión de montaje que será entregada a los músicos para la confección de su parte.

Pero no hay túnel del que se sale sin que se entre en otro, y por eso seguimos en la larga marcha hacia la nueva publicación de la colección Obras inhumanas que como ya se ha dicho en anteriores partes de noticias, versará sobre Ángel Rufino, «El Mariquelo».

Eso sin contar con las obras que hemos estado haciendo (en paredes, señores y señoras) que no eran de teatro y que nos han quitado tiempo y ganas. De todo lo anteriormente expuesto yo diría que se nos está pasando la astenia primaveral.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *