Chaparrón gordo

Tras unas pequeñas vacaciones hemos vuelto de sopetón a la cruda realidad. Hemos sido sumergidos de repente en el agua helada de la desaparición de éste y otros de nuestros dominios. Se ha debido al infarto que le dio a un disco duro de nuestro magnánimo proveedor que hemos sufrido¡ay! con gran dolor de nuestro corazón y gran pesar por los futuribles aconteceres que se suelen derivar de estas circunstancias (trabajo infame, tardes perdidas, energía desgastada…). Finalmente el buen hacer del webmaster de webmasters, es decir, Jesús, ha revivido nuestros dominios con gran regocijo nuestro, claro.

Se me plantea la duda de qué hacer con tanto tiempo que ya dábamos por perdido y ahora nos llena los bolsillos…

Actualización 2021: Si estoy haciendo ahora de nuevo esta puta web es porque al final Jesús «Aliponi» la preparó tan cojonuda con sus desidias y pasotismos que desde hace cinco años no he recuperado todo. Supongo que se nota el tono de cabreo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *