De vuelta de las vacas

Ya sé que algunos/as de ustedes se estarán preguntando a qué dedicamos el tiempo que ni escribimos ni nada. Ahí va la explicación: estábamos de vacaciones en las Azores (sí, donde el anticiclón). Ya hemos regresado con las memorias llenas de fotos que deben ser tratadas para dar gusto al dios de la panorámica al que tanto adoramos últimamente.

También está en proceso de fabricación una chalaparta (txalaparta) que será usada en la grabación de la música del corto. Sin prisas, eso sí, que uno de nuestros ilustres músicos emprende mañana viaje a Trinidad y Tobago y no estará disponible para cuestiones cortiles en unos días.

Seguiré escribiendo con más asiduidad, lo prometo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *